lunes, 19 de enero de 2015

Las primeras compras

Hola a todas.

Hoy quiero enseñaros las primeras compras que he hecho de este año 2015 y que son de la tienda de Lucy, crochetienda.

Con las lanas, probablemente voy a tejer el chal Baktus. Estoy deseando empezarlo.


domingo, 18 de enero de 2015

Reunión de enero de 2015

Hola a todos.

Ayer nos reunimos de nuevo a compartir una tarde estupenda, bastante fría y tejiendo que es lo que nos gusta. Os dejo ya con las fotografías que son lo que demuestran el buen rato que pasamos.

A Ana y a todas las demás nos encantó este poncho tan espectacular que trajo puesto Marisa. Se lo ha tejido su hermana hace un tiempo.

Mari Carmen nos trajo sus gorros ya terminados. El de color verde está tejido con punto garbanzo y el fucsia con ochitos.

 Marisa nos enseñó los gorros y la bufanda a juego de uno de ellos, que ha tejido su madre para su hija. Son una monada.
 

A Bel le encanta el ganchillo y está tejiendo un chal muy bonito.

 Carmen tejiendo un monedero y Mercedes su chal.
 
 Mari Carmen tejiendo. Más tarde se dio cuenta de que se había equivocado y tuvo que deshacer.

 Consuelo pudo venir y se trajo una labor oscura para aprovechar las horas de luz que teníamos.

 Lucy y Marisa viendo los chales que ha tejido la primera.
Marisa trajo para descifrar un patrón de chal a ganchillo (parece que esta tarde va de chales). Me encantó el dibujo.

 Mercedes nos enseñó unas aplicaciones que ha tejido en ganchillo y que formarán un chal. Estoy intrigada en cómo quedará.

 Este es uno de los chales que Lucy ha tejido.

 Este es el cuello que Bel llevaba puesto y que se lo quitó para enseñárnoslo porque nos encantó. Está tejido a ganchillo a punto bajo. Se me olvidó preguntarle qué grosor de lana y qué número de aguja utilizó porque me gustaría hacerme uno. El color y la textura de la lana me entusiasmó.



Este es el chal que Bel está tejiendo. Precioso.

Ana está tejiendo un cuerpecito para su sobrina.



viernes, 16 de enero de 2015

Lectura: "Los amores de Sylvia" de Elizabeth Gaskell





Sinopsis.- Sylvia Robson es hija única y vive en Monkshaven, un pueblo costero con tradición pesquera de la ballena. Es una joven bella aunque no interesada en la instrucción y la cultura, de la cual se enamoran dos hombres bien distintos, Philip Hepburn un joven culto y tranquilo que se dedica al comercio, y Charley Kinraid un arponero de los balleneros que pesca en Groenlandia. Inglaterra se encuentra inmersa en las guerras napoleónicas con Francia, no dispone de hombres aunque sí de barcos. La patrulla de leva se encargará de reclutar a la fuerza a los hombres sanos que encuentra. Un terrible secreto unirá a estos tres personajes desencadenando una tragedia irreversible.

AUTORA.- Elizabeth Gaskell es la gran desconocida de la literatura victoriana inglesa. Nada tiene que envidiarle a las obras de las hermanas Brontë o a Jane Austen. Todas ellas llevan como tema principal en sus novelas el amor, sin embargo, será Gaskell quien enmarque todos sus argumentos de amor apasionado dentro de un ambiente político y social que rodea a los personajes en su contexto histórico, cargándolo de realidad.

ESTILO.- Este libro consta de 603 páginas y se compone de Prólogo de Damián Alou que nos describe el ambiente que Elizabeth Gaskell narra en esta novela y 45 capítulos, cada uno con título propio. Está narrado en tercera persona y en él podemos ver tres partes bien diferenciadas: la presentación que incluye la desaparición de Kinraid, el nudo de la obra que se centra en la boda de Sylvia y Philip Hepburn y, el desenlace que nos narra la vuelta de Kinraid y la desaparición de Hepburn.

La lectura se hace fácil y rápida ya que la autora mantiene una trama expectante con un lenguaje fácil y comprensible, convirtiendo su lectura en un placer.

Ubica esta historia en un pasado cercano, unos sesenta años antes de la publicación de la novela en 1863, en una ciudad inventada, Monkshaven, probablemente debido a un viaje que realizó a Whitby.

Uno de los temas que trata esta novela es el conflicto entre la legalidad y la justicia, es decir, entre el orden y el individualismo. Este planteamiento se puede ver en el ataque de los habitantes de Monkshaven conducidos por Daniel Robson a la taberna de John Hobbs al haberla tomado como centro de operaciones la patrulla de leva. Ante estos hechos les aplicarán a los asaltantes la Ley Antidisturbios (Riot Act) de 1714, la cual afirmaba que la reunión de doce o más personas en lugar público y en actitud alborotadora constituiría perturbación del orden público. Las clases trabajadoras lo vieron como un atentado contra el derecho a protestar contra la injusticia.

Otro tema tratado en esta obra es el conflicto social y cultura de la época, en cuanto a las mujeres, y aquí se refleja en el personaje de Sylvia. Esta es una mujer obstinada, terca y sin interés por aprender a leer y escribir despreciando la cultura y la formación. Solamente está interesada en los sentimientos y serán éstos los que marquen el futuro que ella ha elegido. De la misma opinión es su padre, Daniel Robson, un hombre que vive marcado por los impulsos de la emoción, al iguall que Charley Kinraid y William Coulson, el socio de Philip. En el lugar de la sensatez y el comedimiento, es decir, en el de pensar antes de actuar encontramos a Bell Robson (la madre de Sylvia), a Alice y Hester Rose y a Philip Hepburn.

En 1882 se aprueba el Acta de Propiedad de las Mujeres Casadas, por la cual éstas ganaron el derecho a la propiedad después del matrimonio, a divorciarse y a pelear por la custodia de sus hijos tras separarse de sus maridos. Y es que, anteriormente, el marido se hacía con todas las propiedades de una mujer al casarse con ella si antes no se había firmado un acuerdo prenupcial de separación de bienes. Elizabeth Gaskell firmó una petición, redactada en 1855 por un grupo de feministas, en la cual se solicitaba al Parlamento que se reformara la ley. En la página 528, se hace alusión a este hecho al mostrar la generosidad de Charley Kinraid con su mujer, al permitir que ésta siguiera siendo la dueña de sus propiedades.

El libro está plagado de continuas referencias religiosas, probablemente en clara influencia del marido de Gaskell que era pastor de la iglesia.

 APRECIACIÓN PERSONAL.- Todos los libros de Elizabeth Gaskell que he leído me han gustado: “Norte y Sur” (mi favorita), “Esposas e hijas” y “Cranford”. “Los amores de Sylvia” se desmarca de las otras obras en cuanto al personaje femenino ya que presenta a una mujer sin instrucción y sin interés por alcanzar una cultura aunque sea mínima, totalmente distinta de Margaret Hale y Molly Gibson las protagonistas de las dos primeras novelas señaladas más arriba, mujeres formadas y preparadas a nivel cultural y para llevar una casa.

 REFERENCIA A LAS LABORES.- Las tareas que realizaban las mujeres están muy bien descritas en esta novela, tanto las culinarias como las referidas a las labores manuales que realizaban para sí mismas y su familia como tejer, hilar o coser.

-      Pág. 62. “[…] los repetidos interrogantes que planteaba su marido acerca de qué podía haber detenido a su hija, y haciendo punto con más diligencia”.

-      Pág. 68. “[…] pues no valía la pena encender una vela para que Sylvia siguiera hilando y su madre tejiendo […]”. A continuación la autora realiza una descripción de cómo se hilaba con la rueca.

-      Pág. 121. “- Aún hay que hilar un poco de lana para tus medias […]”, le dice Bell Robson a su marido.

-      Pág. 133. “El alegre chasquido de las agujas de hacer punto componían una agradable melodía hogareña […]”.

-      Pág. 239. “[…] y por el momento no se sentía con ganas de ganchillo”.

-      Pág. 292. “Allí encontró a su tía tejiendo y al parecer con buena salud”.

-      Pág. 386. “[…] todo estuvo hecho y, las dos se sentaron entre sus ruecas”.

-      Pág. 412. “[…] atendiendo a su madre a la vez que tejía unas medias para su escaso ajuar”.

-      Pág. 575. “Encontró la casa de la viuda adecentada tras la comida de mediodía, y a ella haciendo punto junto a la puerta abierta, sin mirar a las agujas, que entrechocaban veloces […]”.

jueves, 15 de enero de 2015

Chal Mara en color verde

Hola a todas.

De nuevo por aquí. He tenido unos días más tranquilos de lo que esperaba y me he planteado como tarea principal ocuparme de vosotras. Otro proyecto que tenía ganas de empezar era el chal Mara para mí, con el hilo 100% algodón de Katia, el modelo Bombay en verde matizado, el número 2021. Lo cierto es que lo compré para hacer otro chal, el Revontuli, pero creo que lo dejaré para más adelante cuando disponga de más tiempo y encuentre otro hilo que también me guste.

Estoy utilizando las agujas del 3 y 1/2 que, es el número máximo que indica la etiqueta. Este modelo ya lo hice para mi última amiga invisible y tanto me gustó tejerlo y cómo quedó que quería tener uno para mí. A ver si lo termino pronto. Tengo tres ovillos de 100 gr. cada uno y creo que solamente necesitaré dos (200 gr.) que es lo que utilicé con el anterior.




miércoles, 14 de enero de 2015

Jersey en color gris

Hola a todas.

Hoy voy a enseñaros el jersey en color gris que me estoy haciendo. Es un modelo de la revista Labores del Hogar número 623. La lana con la que estoy tejiendo es Merino Classic de Katia, color número 14 de 100 gr. Las agujas que estoy utilizando son del número cuatro porque el jersey va tejido totalmente con ellas. El tacto que tiene esta lana es muy suave.

De momento he gastado dos ovillos. El punto es muy sencillo, un punto relieve, pero lento de tejer. Sin embargo, debido al tacto y a lo bien que está quedando me está encantando tejerlo. Por ahora tengo terminada la espalda y ya he empezado el delantero. Este año no creo que lo estrene y es que por la tierra de Murcia en marzo ya tendremos calorcito, para bien de unos y para mal de las tejedoras que tenemos que buscar otros proyectos más livianos que la lana.




martes, 13 de enero de 2015

Gorro en color rojo

Hola a todas.

Hoy quiero enseñaros el gorro que, por fin, he terminado después de al menos cuatro años que hace que lo empecé. Iba a ser el compañero de una bufanda que le hice a mi hija pero, hete ahí, que se quedó en el olvido a falta de hacerle las correspondientes disminuciones para acabarlo. Gracias, como siempre, a mi amiga Ana, que me ha ayudado y he aprendido a hacerlas. Mil gracias, Ana.

Ahora os dejo con algunas fotografías que he hecho para que podáis verlo. Otro día a ver si puedo hacer las fotografías con la bufanda, que con las prisas para no perder la luz, se me ha olvidado.








lunes, 12 de enero de 2015

Lectura: "Cartas a Diana" de Jordi Sierra i Fabra

 
 


Sinopsis.- Diego es un tinterillo que con su máquina de escribir Brother se dedica a ser uno de los abogados de los pobres, redactando pagarés y contratos en el parque Bello de Medellín, Colombia. Un día recibe la visita de un enamorado que le pide que escriba unas cartas dirigidas a una maestra de Argelia con la finalidad de entablar una correspondencia sentimental. Diego, de cuarenta años y viudo, se enfrentará a su miedo a estar solo y al fantasma bondadoso de su esposa que le arropa y le anima a emprender una nueva vida. Las palabras que se dirigirán Diego y Diana les envolverá en un mundo alegre, bello y dichoso frente al mundo tenebroso que vive el país con las FARC y los paramilitares. Diego tendrá en su mano la oportunidad de cambiar su destino.

AUTOR.- Jordi Sierra i Fabra es un escritor español (Barcelona, 26 de julio de 1947). Comenzó a escribir a los ocho años y a los doce escribió su primera novela larga. Este autor prolífico cuenta con más de 420 libros publicados entre los que destaca literatura infantil y juvenil, biografías, novela, poesía, historia y ensayos. Muchas de sus novelas han sido llevadas al teatro y a la televisión, como por ejemplo “Un poco de abril, algo de mayo, todo septiembre”, adaptada con el nombre de “Por un puñado de besos”.


ESTILO.- El lenguaje es sencillo creando un ambiente que recrea y pone de manifiesto la pobreza y la tristeza de las gentes de un país sumido en el miedo de un conflicto armado que dura demasiados años.

 
APRECIACIÓN PERSONAL.- Es una historia sencilla, contada con sencillez y muy bonita. He disfrutado mucho con su lectura y la recomiendo.

 

jueves, 1 de enero de 2015

Chal South Bay en rosa

¡¡¡Feliz Año 2015 a todas!!!

Os deseo que este nuevo año sea bueno en todos los aspectos. Que esté lleno de alegría y buenas noticias, de nuevos proyectos y deseos cumplidos. Y que todo esto ahuyente y aburra a la maldad y a los malos pensamientos.

Al disfrutar de algo más de tiempo estos días he podido terminar con algunos trabajos ya empezados y seguir con otros que requieren de más dedicación. Y por qué no admitirlo, he comenzado algunos nuevos que han surgido revisando el stash de lanas e hilos que tengo guardado en el armario.

Hoy os quiero enseñar cómo ha quedado el chal South Bay en color rosa que le he tejido a mi niña. Le ha encantado y ya lo ha estrenado, lucido y pregonado a los cuatro vientos "que se lo ha hecho su madre". Yo no quepo en mí de gozo al ver que, a pesar de tan pequeña, reconoce y valora lo que hace su madre y es que, no solamente cuando es para ella, le gusta interesarse por todo lo que quiero tejer, coser, leer..., en fin que es una niña inquieta.

El hilo que he utilizado es de Presencia, 100% acrílico, color 962 y lo he tejido con una guja de 2,5 mm. He necesitado ovillo y medio porque no quería que fuera muy grande para que lo pudiera manejar y que se lo pusiera a modo de bufanda. Espero que os guste.








miércoles, 24 de diciembre de 2014

Reunión de diciembre de 2014

Hola a todas. Quiero desearos una Feliz Navidad. Que estos días y todos los demás traigan amor y felicidad en todos los aspectos de la vida.

Hoy quiero hablaros de la reunión de diciembre que tuvimos el pasado sábado día 20 en la monísima mercería Mama Muma de Mariola, una anfitriona encantadora con un gusto exquisito por cómo tiene decorada su tienda y por todo lo que hacen sus manos.

Tuvimos nuevas visitas. Giusi es italiana y amiga de Ana S. a través de la cual nos ha conocido. Ana no pudo venir y la echamos de menos, al igual que a otras muchas, así que chicas, no faltéis en la próxima. Desde Santa Pola, Alicante se acercó Mayra con una caja enorme de amigurumis preciosos. También vino Mari Carmen que hace tiempo que no estaba con nosotras. Así que todas disfrutamos de una fría tarde preinvernal tomando café, tarta de chocolate y una compañía inmejorable entre amigas en una cálida tienda murciana.

Os dejo con las fotografías esperando que os gusten.

Hasta pronto.